El sábado 30 octubre de 2010, Navarro-Valdez Galería inaugura en Valle de Bravo la exposición ALBERTO GIRONELLA – Vida en Valle, con la que se celebra la vida creativa del Maestro Gironella en este pueblo del Estado de México y la influencia que tuvo en su obra.

 

Considerado uno de los principales representantes del arte contemporáneo mexicano, Alberto Gironella (México, 1929-1999) eligió a Valle de Bravo desde 1972 como el lugar para vivir, crear y convivir. En su casa ubicada en Nicomedes Mancilla #100 realizó obras emblemáticas, resguardó su importante biblioteca, festejó con sus amigos más entrañables.

Gironella fue uno de los principales y primeros artistas que promovieron la creación y la difusión de un arte con estéticas muy distintas a las de la “Escuela Mexicana de Pintura”. Reconocido notoriamente en nuestro país y en el extranjero, el artista fue objeto en 1972 de una importante exposición en el Museo del Palacio de Bellas Artes titulada El entierro de Zapata y otros enterramientos. Para preparar este importante evento, Alberto Gironella buscó una casa en Valle de Bravo que condicionó como estudio. Desde entonces, su casa fue todo Valle y en sus fiestas y devenir cotidiano encontró elementos que definieron y marcaron la iconografía de toda su producción.

Gironella descubrió en una feria local los tapetes de corcholatas y, desde entonces, incorporó a su iconografía las tapas de cervezas y refrescos. Sus características latas de ultramarinos y botellas de champagne también provenían de una tienda local; inclusive, sus marcos y cajas eran producidas por un carpintero del pueblo. Ahí recibía amigos, producía obra, organizaba exposiciones y acumulaba su tesoro principal: la biblioteca.

Gironella es un artista de imágenes y grafías, el papel fue uno de sus soportes preferidos. Utilizado para dibujar, estampar, escribir recados o dejar anotaciones, el papel es parte esencial de su obra y de su cotidianidad. Pionero del arte conceptual y de las gráficas expandidas, realizó numerosos ensamblados en donde el protagonista principal es la estampa. De trazos gestuales y expresivos, su dibujo destaca en el contexto de su obra. Sibarita y gran anfitrión, su escritura fue el medio para solicitar los placeres gastronómicos.

Para celebrar al maestro que fue y es parte de la cultura vallesana, Navarro-Valdez Galería presenta una muestra que narra su vida, gustos y placeres de todos los días. A través de cajas, óleos, gráficas, dibujos, fotografías intervenidas “recaditos” y una instalación de la autoría de su gran amiga Virginia  Morales, la muestra Alberto Gironella: Vida en Valle descubre esas preferencias cotidianas que hicieran la vida del maestro en Valle de Bravo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *